Seguidores

lunes, 25 de diciembre de 2017

LA MEJOR NAVIDAD

Algo de mí, ayer, junto a toda mi familia, me hizo sentir muy rara.
Ver a mi madre satisfecha junto a sus tres hijos, mis hermanos y yo de buen humor, mis sobrinos también.
Sentir que mi hermana estaba super contenta de vernos a todos con ella.
Sinceramente, puedo asegurar que las cosas llegan sin buscarlo ni sin saberlo.

Yo quería ni celebrar la Navidad, quería pasarlo como un día cualquiera. En casa, mi madre y mi hermana me dijeron que claro, que solo nosotras, no hacía falta nada.

Y, sin esperarlo. Primero, mi hermano que vendría a comer; luego, mi sobrina; y, luego, mi sobrino a última hora.
No pude evitar sacar fotos del acontecimiento. Juntos, contentos y en armonía.

Aquí, mi hermana, mi madre y yo, tenemos claro que no creemos que no se vuelva a dar este acontecimiento pues es muyyyy difícil coincidir como hoy a pesar de vivir en la misma ciudad.

Mi hermana ... ¡tan satisfecha! ¡Se le veía disfrutar cada instante, cada momento!

Sí, sin dudarlo, ayer fue la mejor de las navidades habidas desde hacía años.

No dejo constancia de las fotos ... pues es algo íntimo y personal y este blog no está creado para ser público; sí dejo constancia de la importancia y la dicha del día.

Pues ayer, viendo a mi familia unida, a mi madre y mi hermana a gusto y a mi hermano y mis sobrinos también, me di cuenta de lo privilegiada que soy.
No quiero perder esta maravillosa familia. No me hacen falta fotografías, aunque las sacamos. Me hace falta llevar en mi corazón ese momento, ese día, imborrables, inseparables ya de mí.

¡Qué maravilloso es tener una familia! 
¡Qué nimiedad los enfrentamientos, tristezas, enfados, ..., por nada!

Sí, sin alguna duda, puedo asegurar que ayer, fue la mejor navidad en casa.

¡Ojalá pudiera volver a repetirse! ¡Qué regalo del cielo!

No esperaba, sinceramente, en este viaje, parar para tan inolvidable conmemoración.

Rosa Mª Villalta Ballester.