Seguidores

sábado, 12 de enero de 2019

LENTAMENTE



No sé si soy vosotros, ángeles,
o la decisión que tengo yo.
No sé si helado es el clima,
o helado dejo el tiempo su pasar.
No sé so estoy segura de qué hago,
pero sí de no dejar el ahora congelado.

Así retomo mi camino, sin saber con certeza quién me acompaña ni qué mundo vivo.
Así deseo no congelar mi presente y alimentar la calidez para una armonía deseada.
No deseo tener relación alguna. Deseo sentir que mi presencia no es como una fantasía, como un fantasma que nadie ni aprecia ni brilla.

Siento que voy demasiado lenta, que me detengo en numerosas y cuantiosas ocasiones; quisiera aprovechar cada instante, cada segundo, que escapan de mis acciones, que no son decisión mía.

Ahora, tal vez, en el camino, aprecie verdaderamente la soledad, que ya he notado. Quizás el universo me quiera demostrar que ése es mi destino; que estoy hecha para no tener relación alguna.

Ahora, con más calma, me veo reflejada en el universo tormentoso y repleto de truenos y rayos, de tempestades y arrasares.
Sin embargo, ¿por qué tras las tempestades hay ciertos períodos de calma, por qué hay luz y en mi camino, no consigo vislumbrarla?

Tras muchísimos años de cuestionamiento, comprendo que cada cual ha de soportar su propia cruz y destino.

Y cuanto más me revele contra ese destino, mayor será la resistencia a vivir su día a día, el ahora, el minuto que se me presenta.

Pero es la vida misma supongo, un camino que nadie decide, que se presenta y que hay que ir. 

Nada hay que nos detenga
excepto la muerte o violencia;
imaginar no es costoso
y proporciona ilusión y esperanza.
Allá donde llegue, comenzaré;
pues empezar nuevo día,
es terminar el que ya pasó.

Rosa Mª Villalta Ballester

5 comentarios:

  1. Estimada Rosa, nada nos detiene!! Solo debemos proponernos disfrutar y avanzar, dejarnos sorprender por lo bueno que tiene el caminar de la vida !!! Y desechar o cambiar el rumbo cuando algo nos hace mal, la vida con esperanza siempre es mejor, detras de la tormenta siempre hay luz, solo debemos buscarla...y como decía mi amada madre "la vida es un milagro y con sus traspiés y todo, vale la pena vivirla". Te dejo un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu visita y comentario.
    La vida tiene a veces una hermosa. Feliz año nuevo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. La vida es un camino exento de dificultades o tropiezos, pero tiene muchas cosas buenas que nos regala, aún en la soledad que no significa aislamiento, se puede pasear solo, disfrutar solo y apreciar el entorno, saber que la soledad es también conocerse a si mismo, pero no verla como una carga. No importa que sea lentamente, lo importante es no estancarse y avanzar.

    Un beso dulce y dulce semana.

    ResponderEliminar
  4. Como bien dice Dulce, la vida tiene muchas cosas buenas aún en la soledad, tan solo hay que saber disfrutar de cada momento desde la intensidad.

    Un placer leerte, preciosa.

    Me encantó que volvieras a escribir.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar