Seguidores

miércoles, 31 de julio de 2019

CARTA A QUIEN INTENTA NO SER


(Imagen sacada de la red)


A ti te escribo, a quien intenta no ser,
te recuerdo que ese tu pensar te inunda muchas veces, que algo te impulsa a dejar de ser, que tienes miedo, que nada te motiva o si algo te motiva lo ves tan imposible que tu impotencia te puede.
Te repites una y otra vez, "no pasa nada", "no pasa nada". Y no pasa y pasa.
Ahora empiezas a sentir la vida, a rozarla, a saber que es tuya y que tú mandas.
Siempre te has sentido extraña, sin pertenecer a ninguna parte, sin sentir los que tu igual expresaban y te has ido apartando, apartando, cerrando y has deseado dejar de estar, dejar de ser; y lo has intentado con toda la fuerza del impulso aunque siempre ha existido un algo que te ha paralizado.
Y ahora, de vez en cuando, aunque sean momentos determinados, sientes esa vida, sientes que tú mandas. Has acertado a probar que cuanto más le digas a tu coco que no pasa nada, que le digas cosas bonitas (¡cuántoooo cuesta!) mejor vas a sentirte en este mundo en el que todavía no encajas.
Y has aprendido que solo el canto de un pájaro te emociona, que rozar tu mano te eriza, que todo es nuevo aunque tú no lo seas.
Que de nada sirven esos buenos consejos de alguien que no vive y siente lo que a ti te ocurre (y los hay los) aunque tú veas que nadie es como tú.
Que el "pásalo bien", "no pienses eso", "haz", cuando lo que en realidad precisas en salir, escapar de este mundo que te apresa y del que no sientes formar parte.
Hasta que, tras en principio obligarte a pensar cosas buenas, aquello que a ti te gusta, aquello que te agrada, se va haciendo rutina o casi (la dura realidad muchas veces lo interrumpe).

Pero has podido comprobar que eres tu dueña, es tu vida, eres tú quien está ahí. Pues aun en el caso de tener pareja, familia, amigos, ..., si no te tienes a ti misma, dejas de ser tú. Y depender emocionalmente de alguien ... es realmente nefasto. Ahora has de aprender a vivir emocionalmente contigo y aceptarte (también quererte pero como es algo harto difícil ... mejor algún día me lo expresas). Ya sé,  quererse un mismo en la base. 

Y continúa tu camino, el que comenzaste de nuevo a hacer. A tu ritmo, a tu aire. No te compares con nadie que ese es tu error. Cada cual es como es y tiene sus propias circunstancias.

Y estate alerta ante los momentos oscuros y turbados. Sobre todo, no te compares. Sé tú.

Rosa Mª Villalta Ballester

7 comentarios:

  1. Que emotiva y sincera carta. Me gusto mucho sentirla..... Saludos amiga.

    ResponderEliminar
  2. No compararse con nadie y ser uno mismo.
    Pues sí.
    Eso.

    ResponderEliminar
  3. Las comparaciones somn odiosas. Es indispensable la autoestima, la confianza en si mismo y valorar aquello que nos hace únicos.
    Excelente carta para asumir auténtica responsabilidad, al fin y al cabo solo nos tenemos a nosotros mismos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ¿Como se ha de vivir en este mundo, sin producir conflicto exteriormente y en especial por dentro? Sólo descubriendo si hay algo más allá de nosotr@s mism@s. Siendo y respetando lo que somos y lo que son los demás.
    Preciosa carta
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Los diálogos con uno mismo son muy importantes, porque así logramos conocernos y progresar.

    Un beso dulce.

    ResponderEliminar
  6. En lo bueno y en lo malo debemos aceptarnos.. solo así, aprenderemos a ser humildes.
    Preciosa carta de reflexión.
    Besos muchos y feliz noche ❤

    ResponderEliminar