Seguidores

jueves, 4 de julio de 2019

CON LOS AÑOS


(Imagen sacada de internet)

Es de humanos agradecer y tanto más cuanto la vida te da cosas buenas.
Ya no soy ni la ignorante niña ni la joven insegura.
A través de los años se aprende, aunque sea de forma lenta.
Con los años, percibes las cosas de otra manera. Comprendes que la confianza es necesaria pero que no siempre es buena. Que querer no es poder aunque la frase sea hermosa. Que muchas veces las circunstancias frenan. Y que hay demasiadas con errores de los que no siempre te levantas para continuar con fuerza.
Los años te enseñan a que hay poco o muy poco que verdaderamente te llena; que la dicha son instantes que hay que aprovechar de manera ciega. Que ciego es dejar que el tiempo pase sin darle sentido alguno. Que se puede escuchar sin que nada se entienda. Que cuanto más años pasan menos importancia se da a grandes problemas y se fija la atención en las cosas muy pequeñas.

Sí, los años, los años te abren nuevas puertas cerrando otras que jamás eran abiertas. También te enfrían, te hielan. También son el eco de que volver atrás ya no es posible y que hay que aprovechar cada instante que no escape a la experiencia.

Y es de humanos percatarse de cuanto se pierde con los años. No sería nadie realista si no se percibiese tal hecho. 
También hay que salir de la tristeza que el paso del tiempo provoca. Hay que valorar lo vivido o no y no desaprovechar el ahora.

Así, siempre es necesario ser una persona agradecida.Por lo hecho o no, por lo sentido o no. Hay que ser consciente de las circunstancias y actuar en función de ellas. No dejemos a los demás o en el contexto lo que nos pertenece a cada cual.

Cuanto más sensata sea la persona, más dichosa será. Cuanto más responsable de sí misma sea, mejor se encontrará.

Y cuanto más se dé cuenta de su responsabilidad en la vida, más y mejor vivirá este ahora y más y mejor lo recordará.



Rosa Mª Villalta Ballester

3 comentarios:

  1. Qué bonita reflexión haces en esta entrada mi querida Rosa Mª, estoy de acuerdo contigo, que con los años se aprecian de distinta forma, así es, y es que la vida es como una universidad, que nos va enseñando cada día.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  2. Con el paso de los años vamos adquiriendo experiencia la cual nos proporciona evolucionar como humanos (como personas que somos), siempre y cuando a lo largo de nuestros pasos vayamos con la fuerza, la mente y los pies en el suelo, la dignidad que no nos falte, para poder seguir así paso a paso consiguiendo aprender, hacer nuestras labores, examinarnos como personas y seguir alimentando nuestros valores de nuestra mágica esencia.

    No perder(los) está en nuestras manos.

    Un abrazo y mi cariño amiga, una gran reflexión.

    ResponderEliminar
  3. Ciertamente con los años aprendemos, la vida se trata de eso, de ir mejorando en lo posible, conocernos bien y ganar así en confianza que es muy importante para vivir. Todo es aprendizaje.

    Un beso dulce y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar