Seguidores

sábado, 31 de agosto de 2019

SIN PRETENDERLO




(imagen de la red)

El la deseaba con fuego y con premura;
ella parecía no interesarse, fría, distante.
Se fue acercando hasta posarse tras suyo
marcando su paquete y moviéndolo lento;
ella, que parecía no desearlo en ese instante,
sin volverse con sus manos envolvió su pene
masajeándolo y sintiendo su gran dureza,
sin resistirse a separarse, pegando su cuerpo.
El fue pasando su lengua por su cuello
mientras ella lo movía cada vez más rápido,
sin resistirse a liberar su ya ahogado falo,
que salió caliente a sus cálidas manos,
mientras posando hacia atrás su cabeza,
dejaba que su lengua humedeciera su ser
que no se resistía, que se dejaba ya ver,
mientras le quitaba el molesto sujetador
dejado sus pechos ardientes a flor de piel
masajeándolos todavia tras ella, pegado,
sintiendo ese su miembro duro y erecto
que de inmediato puso dentro de su boca,
agachada mientras él le agarraba su pelo,
y ella lo metía y sacaba enloqueciéndole.
No resistió más al ver sus tiesos pezones,
que, entre sus dientes, posaba, mordía,
mamando como cual bebé busca placer
llenando su boca, encendiendo su deseo,
mientras metía sus dedos en su vagina,
que casi al instante mojaba y lubrificaba
no pudiendo parar a probar la humedad
que sus labios vaginales le provocaban.
Así ella se retorcía y trababa de callar
pero sus gemidos, prueba de su éxtasis,
provocaban en él su cada vez más sed,
y su miembro, cada vez aun más duro,
provocaba meterlo en su boca otra vez.
Ambos se lamían sus caprichosos sexos
bebiéndose, relamiéndose, saboreándose, 
y él no pudo resistir metérsela, sacársela,
esa vagina jugosa, excitante, provocadora,
donde jugar en ese escondite tan ardiente,
mientras ella la empujaba completamente
y masajeaba sus testículos intensamente
y él mordía sus pezones, locura absoluta,
hasta que su caliente esperma mezclado
con el flujo vaginal besado por sus labios.
Ella, que parecía no desear ese momento,
con su ardiente cuerpo se corrió con él;
y él disfrutó de la excitante experiencia
de provocar en ella un intenso orgasmo.


Rosa Mª Villalta Ballester.

24 comentarios:

  1. Excitada! Que delícia ler isso. Muito bom. Bjos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Uma menina safada por tu visita y tus palabras.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Rosa Mª.... tuve que parar en la mitad de tu texto..
    La tensión provocada por tus palabras me ponieran fuego nel cuerpo... Ella con su vagina jugosa (me imagino la escena!!) y elcon el falo erecto... los dos disfrutando la experiência única y duradera de un orgasmo intenso....inolvidable...
    Y ahora...pienso que ella va querer siempre..
    La história tiene un hilo maravilloso y muy bién conducido de lujuria y placer...
    Fantástico....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así, de eso se trata; de provocar y de sentir el poema, de sentir lo que se expresa en tu propio cuerpo, de fantasear, ..., de disfrutar.

      Gracias Pequeños Delitos Renovados por tu visita y tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Y sin pretenderlo se llega muchas veces a esos momento de alto placer, porque cuando hay atracción basta una chispa para iniciar todo, más entre el roce de los cuerpos. Un descriptivo poema para visualizar la escena del sexo.

    Un beso dulce Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces el placentero momento llega sin avisar, sin esperarlo, sin saberlo.
      Gracias Dulce por tu visita y tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  4. En las relaciones sexuales siempre que haya un tira y afloja es interesante y sobre todo el saberse que eres deseada eso te da un poder especial ..Me gustó mucho el relato y lo expusiste de un modo que nos haces entrar en la relación y sentirnos participé de ella.
    Un abrazo y muy feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Campirela por tu visita y tu comentario.
      Saberse deseado tiene un poder especial, así es.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Excitante, explicito, provocativo poema amiga Rosa. Cuando dos se desean con ardiente y lujuriosa pasión el orgasmo provocado es inolvidable.... Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que lo hayas encontrado así, querida Sandra.
      Gracias por tu visita y tus palabras.
      Saludos.

      Eliminar
  6. me gusta mucho tu relato
    Somos lo que hacemos con lo que hicieron de nosotros”

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante comentario Recomenzar.
      Gracias por tu visita y tus palabras.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Como dice el refrán el que la sigue la consigue, relato poema con alta temperatura y final feliz.

    Gracias por tus palabras, un abrazo.
    Espero estés bien.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amapola,
      gracias por tu visita y tus palabras.
      Deseo estés pasando unos días de tu agrado.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Un encuentro de altos vuelos
    y llegaron juntos
    muy bien sincronizados.

    Un placer Rosa.

    ResponderEliminar
  9. Rosa ,gracias por tu visita y honores a mi poesía .
    Te dejo mi cariño y recuerdo
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Narras el placer tan vívidamente y lo transmites tan intensamente como seguro lo experimentas. Cierras el círculo, mujer. Te felicito.

    Abrazo gigante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra lo sientas así.
      Muchas gracias por tu visita y tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  11. Poema intenso, profundo, deslumbrante. Amei ler

    Bjo

    ResponderEliminar