Seguidores

viernes, 13 de septiembre de 2019

EN SOLEDAD





(imagen de la red)

No podía alcanzar eso tan hermoso del amor
ni tampoco el baile de dos cuerpos en sintonía;
podía fantasear y soñar en correrse en soledad;
mientras la noche avivaba su ardiente deseo;
mientras se derrite acariciándose su fogoso sexo
e imagina cómo su entrepierna se humedece,
cómo siente su vibrar y erizarse la piel gimiendo
y cómo, arqueándose, movimientos sensuales,
el orgasmo deja ese cuerpo caliente en sintonía.


Rosa Mª Villalta Ballester

8 comentarios:

  1. El propio encuentro con el placer, el deseo y prender-se de su propia alquimia.

    Tan cálido como sensual, Rosa.

    Mil besitos con cariño y feliz noche ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Auroratris por tu visita y tan acertada interpretación.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Hacerse el amor a uno mismo es darse placer en silencio , pero no resta sensualidad al acto en sí ..Me gusto como lo enfocaste .
    Un fuerte abrazo !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Campirela.
      Cuando las personas no tienen suerte en tener esa otra mitad, no tiene porqué no haber sensualidad.

      Gracias por tu visita y tus palabras.
      Saludos.

      Eliminar
  3. La lírica de este poema es exquisitamente sensual. Tu poesía tiene esa magia de adentrarnos en cada verso.
    Saludito

    ResponderEliminar
  4. Poema sensual.. que habla de sensualidad, mismo sin otra persona amada...la sensualidad está acá, adentro de nosotros...
    Hay que explorarla... y darse a si mismo todo el amor que se merece!!!
    Besos Rosa!!!

    ResponderEliminar
  5. Arde tu poesía, Rosa, e ilumina.

    Te felicito. Abrazos, amiga!!

    ResponderEliminar